viernes, 9 de febrero de 2018

Cómo Navegar Efectivamente Los Egos en el Diseño

Cómo Navegar Efectivamente Los Egos en el Diseño


Considera grandes maravillas de la civilización humana desde las Grandes Pirámides hasta Snapchat. Las extraordinarias hazañas de ingenio requieren visión, ambición y, sobre todo, colaboración. Y puede estar seguro de que en cualquier empresa creativa importante, abundan los egos, imagínese tratar de colaborar con figuras más grandes que la vida como Thomas Edison o Steve Jobs o Kanye West.
Los innovadores y los soñadores con grandes ideas requieren equipos de creadores posiblemente menos conocidos para hacerlos realidad. Un elemento que separa los ejemplos exitosos de los fracasos desconocidos relegados al basurero de la historia es el manejo efectivo del yo.
Al trabajar en cualquier proyecto de diseño, ya sea que tú sea el único diseñador que trabaja para un cliente o colabora en un equipo regularmente, significa poner en práctica las habilidades de tu personal. La mayoría de las personas con las que trabajarás en diseño serán jugadores de equipo dispuestos a participar, escuchar, contribuir y colaborar de manera efectiva para crear algo sorprendente. Y todos pueden tener un mal día aquí y allá — ¡todos lo hacemos!
Los emprendimientos creativos y emprendedores son provocados y avanzados por todo tipo de personajes, eso es lo que los hace interesantes, pero ¿quién no ha visto muchos proyectos prometedores obstaculizados por personalidades y actitudes inflexibles?
Las asignaciones remotas pueden ser especialmente difíciles en este sentido. Puede que trabajes solo con un único cliente, o como uno de los pocos diseñadores/desarrolladores que llevan sombreros de cada uno. Puedes estar trabajando en diferentes zonas horarias, lo que puede hacer que sea difícil realizar conferencias en tiempo real, y ralentiza el ritmo, y es posible que no tengas el lujo de contar con un gerente de proyecto dedicado para asegurarte de que todos traten el mismo carro.
Cualquiera que sea la situación, para garantizar el resultado óptimo para tu proyecto, debes equilibrar tus responsabilidades técnicas mientras juegas el papel de administrador del ego. Como diseñador, tú eres responsable de gestionarlos (y también a ti mismo) y no hay excusas para tus decisiones de diseño: el usuario es el rey, no un cliente o tu compañero de equipo.
Aprende a navegar en estas aguas difíciles con gracia y profesionalismo y crecerás como diseñador y como ser humano.

I. Comunes Egos Monstruosos

Cada proyecto es una colaboración creativa entre múltiples seres humanos que aprovechan sus habilidades y experiencia únicas para avanzar hacia la meta. Es bastante comprensible que cualquiera de estos expertos tenga una diferencia de opinión o estilo informados por su propia experiencia. La tensión creativa saludable puede unir dos o más cerebros diversos para resolver una gran solución a través del conflicto. A veces, sin embargo, personalidades fuertes pueden sacudir el barco con demasiada fuerza.
Cuidado con estos monstruos ego comunes:

EL CLIENTE REY - ¡Mi camino o la carretera!

Como profesional del diseño, es tu trabajo analizar un problema particular que necesita solución y proponer soluciones. Lo basas en tu propia experiencia para aplicarla hacia la búsqueda del diseño óptimo para presentar a tu cliente. Si bien le agradecemos los comentarios constructivos y las revisiones iterativas, esperas un nivel de confianza en tu experiencia, que ty solución y la lógica detrás de esto se considerarán cuidadosamente.
Sin embargo, de vez en cuando se encontrará con un cliente o gerente de proyecto que simplemente espera que haga lo que te dicen. Este tipo de cliente tiene una idea clara, a veces inmutable, de lo que quieren que sean los diseños y están seguros de que tienen la mejor respuesta para cada problema de diseño.
Gestión del ego de clientes que tienen grandes egos
Entonces, ¿qué importa si un amplio precedente de investigación y diseño respalda tu diseño de formulario simple?— Tu cliente sabe que los usuarios desean proporcionar información profundamente personal a través de 15 campos de formulario para suscribirse a su boletín de noticias. ¿A quién le importa si has probado una docena de diseños de UI para la aplicación móvil?— el cliente prefierecontroles rotacionales en la pantalla de configuración.
Este tipo de circunstancia a menudo se denomina una situación HiPPO (Opinión de la persona con mayor remuneración), y puede ser particularmente difícil de manejar. El Cliente Rey “gobierna” un proyecto, emitiendo comentarios en forma de decretos y mandatos. Esta especie de gran monstruo del ego se ve a sí mismo como la única fuente de inspiración y se resistirá a las contrapropuestas, incluso cuando esté respaldado con datos.
Como diseñador, tu responsabilidad es entregar valor a tu cliente a través de diseños optimizados y probados. Espera ponderar las opiniones externas para mejorar tu diseño y satisfacer las necesidades comerciales del cliente al mismo tiempo. No esperas que tu cliente pelee tercamente contra tus recomendaciones porque están obsesionados con nociones preconcebidas o ideas de mascotas.
Por supuesto, quieres complacer a tu cliente, pero a veces “simplemente siguiendo órdenes” diluirá la efectividad del resultado final. Nadie quiere sentirse como un “chofer de mouse”, y esto puede ser particularmente desmoralizador para cualquier diseñador que se preocupe.

EL ALARGADOR DE SCOPE - ¡Solo una pequeña cosa más!

Nunca he trabajado en un proyecto de diseño donde el alcance o el resultado final deseado no cambió un poco aquí y allá desde el principio según lo acordado. Tal vez tu diseño necesita dar cuenta de un escenario imprevisto. Tal vez pueda mejorar una presentación de marca al representar el logotipo que diseñó simulado en una pila de tarjetas de presentación. Esa es la naturaleza del diseño.
Desafortunadamente, hay clientes y gerentes que pueden sentirse autorizados a estirar y llevar el alcance del proyecto mucho más allá de los límites razonables. Ellos deciden a tres cuartas partes del camino a través de un proyecto de marca que han cambiado de opinión y quieren empezar de cero. Solo acordó en su alcance diseñar pantallas para una aplicación iOS, pero esperan ver un conjunto separado para Android. Pueden hacer solicitudes aparentemente pequeñas aquí y allá que, antes de que te des cuenta, suman docenas de horas de trabajo extra.
Eficaz gestión de proyectos en equipos de diseño
Cuando se le solicite, un colaborador sensato probablemente se dará cuenta de que sus solicitudes están fuera del alcance y hará modificaciones, ya sea a sus expectativas o a su compensación. Pero una personalidad irracional puede reaccionar con una indignación casi justa. No creen que estén pidiendo nada fuera de lo común. Pueden declarar que ** usted ** es el que no es razonable o no coopera.
Como profesionales, existe una regla implícita para respetar el tiempo y el esfuerzo de los demás. Al definir el alcance de un proyecto desde el principio, todas las partes acuerdan un marco de expectativas razonables en el que todos harán su parte para lograr el mejor resultado. Todos queremos excedernos y superar las expectativas, pero depende de nosotros decidir qué solicitudes constituyen un puente demasiado lejos.
No debería necesitar decirle esto, pero debes tener un contrato y siempre tener un registroescrito detallado del alcance, los requisitos y los resultados. Aquí hay 10 cláusulas debe estar seguro de incluir en su acuerdo .

EL VISIONARIO - Soy el gurú

Un diseñador es parte científico, parte artista — un analista y un solucionador de problemas. Un nivel de confianza cultivada es un requisito de la profesión y los diseñadores se alistan por su experiencia creativa. Al resolver un problema de diseño, ya sea solo o en equipo, debes creer en tus propias habilidades y confiar en tu experiencia.
Hay diseñadores, sin embargo, cuyas actitudes van más allá de una buena racha de confianza. Se ven a sí mismos como el siguiente inserta-tu-gurú-del-diseño-inspiracional-aquí. Rehúsan escrutar o enmendar sus propias ideas y responder a la crítica constructiva de manera deficiente.
Diseñador con gran ego dejado de lado
En un equipo, pueden ignorar por completo los conocimientos y las contribuciones de otros diseñadores que no se alinean con los suyos. Parecen desinteresados al sopesar las sugerencias de los diseñadores “menores” que simplemente no pueden ver su genio. Tratan a los desarrolladores como “monos de código” y otros diseñadores como aficionados, lo que hace que todos se pongan gruñones.
Esta actitud es especialmente desmoralizante proveniente de un líder de equipo o director creativo. Claro, pueden tener la última palabra en la forma de los diseños finales, pero una gran parte de ser un líder es aprovechar toda la creatividad que su equipo tiene para ofrecer. Las mejores ideas no siempre vienen directamente de la parte superior.
Un gran líder de diseño tiene en cuenta diversas opiniones, así como ofrecer una crítica estratégica para facilitar el diseño. No importa el tamaño de su equipo, las opiniones de cada colaborador deben ser consideradas y escrutadas para lograr el mejor resultado. Cualquiera puede tener esa gran idea que marca la diferencia. Incluso los creativos más experimentados y celebrados pueden encontrar algo para aprender.

II. Formas de navegar por los mares de los egos

Si bien no puedes ajustar todas las malas actitudes, existen algunos métodos generales para evitar y sobrellevar una superabundancia de ego inflado.

Sobrecomunicación

Puedes sorprenderte por el poder de la transparencia y la comunicación. Ten en cuenta que no todas las personas con las que trabajas compartirán tu experiencia, conjunto de habilidades y comprensión exacta de su práctica de diseño. Deja que tus clientes sepan que el diseño de productos complejos puede requerir fases específicas de pensamiento de diseño. Si educas a tu cliente acerca de los beneficios de validar tu diseño de UX a baja fidelidad, será más receptivo y dará comentarios constructivos cuando los presente con bocetos y wireframes.
Como la diseñadora Bronwen Rees escribe en su artículo sobre Comuicación de Diseño Efectiva:
“Tener la capacidad de articular las decisiones de diseño asegura a las partes interesadas que se puede confiar y tener la experiencia necesaria para completar el trabajo. También demuestra el propósito, validando que han pensado en sus soluciones y que su enfoque es lógico. la explicación les dice a las empresas que el resultado es el resultado de la investigación del usuario, las pruebas del producto y un proceso de diseño bien pensado”.
Se explícito: guía a tus colaboradores y clientes a través de sus soluciones y ábrete a los comentarios. Evita la confusión al ser claro acerca de lo que pretende transmitir con tus diseños y es probable que reduzcas la fricción en el proceso. Mejor aún: inclúyelos en algunos de los procesos de ideación y resolución de problemas mediante la realización de talleres de diseño a distancia.

Administrar expectativas

Parte de la comunicación también es asegurarse de que todos estén en sintonía desde el primer día. Si no cuentas con la ayuda de un gerente de proyecto efectivo, depende de ti establecer el ritmo. Asegura un buen resultado con el comienzo correcto. Ten un bosquejo claro de los entregables (y se explícito sobre los niveles de fidelidad) así como las contingencias para los cambios en el alcance. Ten en claro que los entregables oportunos se basan en comentarios oportunos.
Shopify esboza algunos escollos comunes en un proyecto que pueden llevar a un aumento de alcance, así como algunas estrategias efectivas para ayudar a evitarlo. Gestionar las expectativas significa comunicarse con su cliente y su equipo sobre lo que se necesita y ser proactivo en los puntos de contacto.
También recomiendo establecer un horario de check-ins regulares y oportunidades para comentarios de los clientes. Asegúrese de que sientan que son parte del proceso, ¡porque lo son! Una mala actitud es a veces el subproducto de la inseguridad y la comunicación regular ayuda a asegurar a todas las partes que están remando en la misma dirección.
Like what you're reading?
Get the latest updates first.
No spam. Just great design posts.

Haz un mapa

Algunas veces, los documentos de alcance estándar no son suficientes para ayudar a tu cliente o colaboradores a visualizar completamente el alcance real de tu proyecto. Una lista de requisitos basada en texto puede no cumplir el objetivo de lograr que todos estén en la misma página.
¿El sitio que está diseñando requiere una reflexión profunda sobre toda la navegación cruzada? ¿Un mapa del sistema te ayudaría y a tus desarrolladores a alinearse con el movimiento de datos a través de una aplicación compleja? ¿Estás seguro de que tú y tu cliente saben cuántas plantillas diferentes va a crear?
Herramientas de comunicación utilizadas por los equipos de diseño
Frauke Seewald ofrece una descripción completa de mapeo sistemático de wireframe, que es una gran cosa para mantener en su diseño caja de instrumento. Usar mapas visuales como estos te ayuda a evitar sorpresas desagradables en el camino, y puede hacer la diferencia entre un proyecto relativamente suave y uno que se cuelga en las rocas.

Haz una copia de seguridad con los datos

El diseño es una solución creativa de problemas. Los patrones de diseño practicados ahora están informados por precedentes de diseño validados que abarcan décadas. Hay métodos probados y verdaderospara acercarse a interfaz de usuario de navegación en dispositivos móviles. El diseño de campo de formulario es una disciplina completa por derecho propio con mejores prácticas basadas en métricas cubiertas en innumerables artículos.
Partiendo de la investigación del usuario, mejores prácticas establecidas, y datos al presentar soluciones de diseño. Lo más probable es que alguien más haya considerado un problema de diseño similar al que tiene frente a ti y pueda tener una idea de las posibles soluciones. Utiliza la investigación para validar sus suposiciones y también para que sus colaboradores confíen en los fundamentos de sus conceptos.

Sé adaptable

Incluso los proyectos más cuidadosamente planeados pueden golpear inconvenientes, y la gente puede sentirse frustrada y difícil de trabajar. ¿El proyecto chocó contra un muro con fondos u otra preocupación comercial? ¿Están presionando las presiones externas en la fecha límite? ¿El proyecto debe adaptarse a una nueva hoja de ruta? Ve lo que puede proponer para mover las cosas más rápido y lo que puede salvar que ya se ha trabajado.
Si el alcance o la dirección del proyecto cambia drásticamente, es posible que necesites reorientarse. Cuando surgen estas situaciones, considera redactar un contrato nuevo o enmendado para asegurarse de que todos estén en sintonía.

Mírate a ti mismo antes de destruirte

¡No olvides administrar tu propio ego en el diseño! Todos tenemos egos en cierta medida, necesitas creer en tu propia intuición y habilidades para trabajar en el diseño. Pero incluso los mejores de nosotros podemos sucumbir al comportamiento del monstruo del ego de vez en cuando.
Incluso los profesionales del diseño más experimentados pueden caer en cualquiera de las trampas del ego monstruo. ¿Estás empeñado en una solución en particular porque es la mejor solución al problema o simplemente porque le gusta? ¿Estás molesto con tu cliente porque se muestra obstinado y quisquilloso con respecto a algo, o has sido tú el que no ha logrado ponerlos al día y explicar tu razonamiento? ¿Estás recibiendo comentarios constructivos también personalmente?.
Cómo superar su propio ego en el diseño

Evita las reacciones emocionales

Si un cliente o colaborador se enoja, mantente calmado. Incluso los profesionales más zen pueden perder la calma una y otra vez. ¿La persona reacciona a presiones personales o profesionales sin relación alguna con el proyecto? Todos tenemos vidas fuera del trabajo que hacemos y a veces hay un cruce. Como diseñador, no es tu trabajo adivinar lo que está sucediendo en la vida de tu cliente (a menos que tenga una relación particularmente amistosa), así que asegúrate de mantener las cosas profesionales.
Una de las peores cosas que puedes hacer es enfrentar emociones con emoción. Ser reaccionario no solo no es profesional, sino que puede convertir a un tiff secundario en una tormenta destructiva. Para alivio de catarsis/comedia, recomiendo navegar Clientes del infierno. Tome una respiración profunda y un paso atrás — su actitud positiva es probable que sea contagiosa.

III. Date cuenta de cuándo abandonar la nave

A nadie le gusta decirlo, pero hay momentos en que un cliente y un equipo creativo llegan a un punto donde el barco se ha atascado y no hay un camino hacia adelante. Tal vez nadie puede ponerse de acuerdo sobre las soluciones de diseño que ha propuesto. Tal vez un actor ha cruzado la línea. De cualquier manera, se necesita un nivel de madurez profesional (y, a veces, estoicismo) para ver las señales y para comunicarse con tu cliente/colaborador de forma clara y sin emociones excesivas, que la relación ha seguido su curso.
Siempre tengo una cláusula de “muerte” en mis contratos para esta contingencia, y tú también debes hacerlo. Decida desde el principio qué debería suceder en qué etapa si el proyecto necesita ser cancelado. Delinear quién posee qué artefactos de diseño de cada fase en el proceso. Si solo llegas a la fase de boceto antes de tirar del enchufe, debes haber acordado previamente si el próximo diseñador puede usarlos o si son suyos.
Acuerda una “tarifa de muerte” para que no te encuentres en el camino de un proyecto cuando el cliente lo abandone y no quiera pagarte más allá del depósito inicial. Conocer estas cosas por adelantado ayuda a mitigar las consecuencias si las cosas van hacia el sur. El líder de diseño Mike Monteiro escribió una gran pieza sobre qué detalles incluir en tu propia cláusula de muerte.
Problema del ego en proyectos de diseño

IV. Sé un buen compañero de barco

Al final, tú eres el principal responsable de sus propias contribuciones a un proyecto. Por supuesto, eso significa entregar un diseño exitoso que sea ideal para tus clientes y tus usuarios. Más allá de eso, sin embargo, también eres responsable de tu contribución humana.
Incluso las personalidades extremadamente difíciles comienzan a suavizarse ante un profesionalismo agradable y sostenido. Una buena actitud y un enfoque positivo para trabajar con sus clientes y colaboradores son de gran ayuda. Practique la empatía y la paciencia y se sorprenderá de la cantidad de efecto que puede tener en los estados de ánimo de otras personas.
El articulo original lo pueden ver enlace.

jueves, 1 de febrero de 2018

Errores Comunes en la Comunicación con el Cliente: Cómo no Frustrar a tu Cliente .

Errores Comunes en la Comunicación con el Cliente: Cómo no Frustrar a tu Cliente.
Cuando alguien solicita un proyecto, debemos asumir que es muy importante y que se preocupan profundamente por el producto en el que trabajará. Por lo tanto, es seguro suponer que un cliente está obligado a construir una gran expectativa sobre el producto final y, por eso puede llegar a ser emocional cuando se trata de la entrega.
A lo largo del proyecto, un cliente puede sentirse muy emocionado por una función entregada y amarte, y al día siguiente puede descubrir que algo no funciona y el afecto desaparecerá. La mayoría de las veces, es solo una cuestión de comunicación con el cliente que salió mal.
Aunque no hay recetas para el éxito cuando se trata de desarrollo de software remoto, creo que hay algunas cosas que se deben evitarpara mantener una relación productiva y saludable con clientes que pusieron su confianza en tus manos.

No Falles en la Comunicación Básica con los Clientes

Imagínese la comunicación con los clientes como lo haría con la comunicación diaria con compañeros de trabajo, amigos o cualquier otra persona a quien extienda su cortesía.
Si un viejo amigo visita su casa y tú aceptas disfrutar de un manjar local “en su hogar” al mediodía, unas semanas más tarde, ¿tan sólo te presentarías allí? ¿Podrían mantenerse en contacto mientras tanto, llamar para confirmar unos días antes? ¿O tal vez asumirías que está demasiado ocupado y no querrías molestarlo sin una buena razón? ¿Esperarías que te avise cuando lleguen?
No es probable que sigas chateando todos los días a menos que tenga un montón de información, pero mantendrás algún tipo de comunicación, por cortesía y practicidad: no quieres que la otra persona piense que te olvidaste de ellos, pero definitivamente no quieres conducir a mitad de camino por la ciudad sin una buena razón.
Ilustración de comunicación con el cliente: falta de comunicación efectiva con los clientes
En algún momento, probablemente hayas experimentado situaciones similares en tu comunicación profesional también, incluso con socios y compañeros de trabajo de larga data. Algunos proyectos se ejecutan con la mínima comunicación, al igual que decir “lo habitual, al mediodía, nos vemos allí” para confirmar un almuerzo ligero. Incluso si surge algo, la otra parte seguramente le informará y aceptará reprogramarlo.
Sin embargo, las cosas no son tan simples o lineales en el mundo del desarrollo de software.
Si comienzas a trabajar en un proyecto, especialmente cuando estás tratando con un nuevo cliente, si nunca escuchan de ti, comenzarán a tener dudas sobre tu trabajo y compromiso. Incluso si aparece con un producto impecable después de unas semanas, los clientes pueden tener una percepción menos que ideal de usted.
Aunque a veces se sienta incómodo, no hace daño hablar con el cliente, incluso si no tienes nada fuera de lo común para informar. ¿Tienes alguna duda sobre un pequeño punto de la historia de un usuario? Si crees que es importante, házselo saber. ¿Estás llegando un poco tarde y no estás seguro si podrás cumplir esa fecha estimada en la que estuviste de acuerdo? ¡Llama al cliente lo antes posible! Es mejor que lo escuchen de inmediato.
¿No tienes dudas y el proyecto se ajusta a la perfección, pero el cliente no habla mucho? ¿Por qué no simplemente enviar un correo electrónico describiendo tu progreso cada pocos días? No hará ningún daño porque los correos electrónicos no serán una molestia para nadie, además documentarán tu progreso y mantendrán una comunicación regular con el cliente.

La Comunicación Defectuosa del Cliente Fomenta las Expectativas Poco Realistas

Al principio mencioné que el cliente seguramente tendrá muchas expectativas sobre el proyecto ¿verdad? Las tendrás. punto.
El cliente ya espera mucho del producto. Si no sale como lo imaginaron, los clientes inevitablemente se sentirán frustrados. Entonces, ¿por qué alguien podría prometer más de lo que puede ofrecer, creando así expectativas aún más irreales?
Aquí hay un paralelo rápido: Compraste una tableta en línea y nos prometieron una entrega de 10 días. El octavo día, la tienda le informa que hay un problema y demora la entrega por una semana. Para compensar los inconvenientes, las promesas del minorista le otorgan un crédito de $ 75 en la tienda.
Probablemente no necesites esa tableta en los próximos días, ¡así que crees que es un buen negocio! Ahora puedes disfrutar de la tableta, además de usar el crédito de la tienda para comprar algo lindo a tus hijos. Pero la tienda llama al día siguiente, diciendo que todo se solucionó de la noche a la mañana.
Obtendrás la tableta al día siguiente. Sin extras, sin crédito en la tienda. ¡Ahora estás frustrado!
“¿Qué? ¡Solo ayer me dijiste que obtendría un mejor trato! ¡No es justo! Ya se lo dije a los niños …”
Rebobina un par de días y todo lo que esperabas era la tableta de todos modos. Si nadie te hubiera prometido un mejor trato, habrías estado satisfecho con tu tableta cuando llegó al día siguiente. Pero ahora, sientes que te estás perdiendo de algo más por una buena razón, aparte de la decisión de la tienda de hacerte saber.
Ilustración de comunicación con el cliente: las habilidades de comunicación profesional evitan las expectativas poco realistas
¿Cómo pueden los desarrolladores, especialmente los profesionales independientes, evitar situaciones similares en su comunicación con los clientes?
Al no enloquecer y decir todo lo que viene a su mente en primer lugar. Las sugerencias no están prohibidas; en realidad, son muy bienvenidos si crees que una característica solicitada en particular no es una muy buena opción para resolver el problema en cuestión. Pero la clave es: “Piensa primero”.
  • Escucha al cliente.
  • Analiza su problema.
  • Analiza la solución propuesta.
  • Asegúrate de que esté dentro del presupuesto/cronograma.
  • Finalmente, sigue y presenta tu sugerencia.
Esta es la razón por la que las habilidades de comunicación con los clientes pueden ser complicadas, ya que fallar en solo uno de los primeros cuatro pasos significa que podrías terminar perdiendo el tiempo y, lo que es peor, el tiempo de tu cliente.

No Asumas que Sabes lo que el Cliente Necesita

Parafraseando a Mary Schmich, Señoras y señores de la clase del ‘17: Escuchen al cliente. Si pudiera ofrecerle solo un consejo para el futuro, escuchar al cliente sería eso.
Si te llamaron para un proyecto es porque alguien necesita algo. ¿Y quién sabría mejor sobre esa necesidad que tu cliente? Puede parecer obvio, pero a veces, en el mundo real, la gente lo olvida.
Dejame darte un ejemplo. Un minorista solicita un “sistema de software” para su negocio. Tan pronto como lo veas, llegas a la conclusión de que lo que quieren es registrar todos los productos disponibles, registrar cada compra realizada, generar recibos para los clientes e informar sobre lo que se vendió periódicamente y sobre qué artículos se están acabando. valores.
Por lo tanto en su primera reunión, deseas mostrar que es eficiente y presentarles lo que ha preparado, las características propuestas, un diseño básico para ir con la identidad visual de la tienda y todo. Pero luego el desconcertado cliente dice que, en realidad, lo que necesita es un algoritmo para calcular cómo mostrar mejor los productos en los estantes, con el objetivo de aumentar los ingresos de marcas y productos específicos.
El error aquí fue simplemente no identificar qué problema se suponía que debías resolver. Por supuesto en este caso, ya que era muy temprano en el proyecto, habría mucho tiempo para hacerlo bien, pero a veces, este tipo de error ocurre más adelante. Incluso aunque no sea tan drástico como el ejemplo anterior, puede dañar el proyecto y/o su relación con el cliente.
Mi sugerencia es la siguiente: habla con sus futuros usuarios, mucho si es posible, y consulte a varias partes interesadas en el proyecto. Ellos son los que tienen una buena visión general de la situación y saben lo que necesitan. Trata de descubrir qué hacen actualmente, en cada paso del camino, y explica cómo el software sería útil. Me gusta decir que, cuando intento entender lo que desea un cliente, mi objetivo es casi poder realizar su trabajo yo mismo. Si te acercas a este punto entonces realmente has descubierto cuáles son sus necesidades.

No se Entiende lo que el Cliente está Pidiendo

No es raro recibir algún tipo de documentación sobre el problema en cuestión. Algunas veces es solo una descripción de alto nivel, mientras que otras veces es un documento detallado con casos de uso y reglas comerciales. En cualquier caso, no importa cuán claros sean los registros, lo único que no se puede hacer es simplemente asumir que todo lo escrito allí es la verdad absoluta.
¿¿¿Qué???
Exactamente. Primero, algo puede significar una cosa para alguien, en un cierto contexto, y una cosa completamente diferente para las personas que no pertenecen a esa realidad. Y si hay algo que tú y el cliente no tienen en común, ¡es el contexto!
Ejemplo de comunicación con el cliente: falta de comprensión de la tarea en cuestión
Segundo, no todos son escritores muy hábiles; intentan decir A pero terminan describiendo a B.
Entonces, después de leer todo lo que te han enviado, ¿cómo estarás seguro de que lo que lees es realmente lo que querían decir? Bueno, podrás digerir todo, tomar notas, analizar todo y … llamar a una reunión. (¿Lo ves? ¡Todo se trata de comunicación!) En la reunión, hablarás sobre el problema y describirás lo que has entendido con tus propias palabras. En esta etapa, probablemente podrá identificar cualquier malentendido.
“Oh, pero en mi caso, no recibí ningún documento. Simplemente me senté con el cliente y me explicaron todo mientras tomaba algunas notas”.
Bueno, todavía no hay garantía de que hayas entendido lo que significan y mi sugerencia sigue en pie: tómate un tiempo con tus notas, piensa en todo el problema, organiza todo, preferiblemente en algún tipo de línea de tiempo de eventos, y luego llama / vuelve a reunirte con el cliente para presentar lo que has entendido. Puede sonar repetitivo para ti, pero a veces incluso el cliente no tiene una visión completa de todos los procesos involucrados para realizar una tarea específica y verás cuán complejo tendrá que ser el software.
Al final, debes estar seguro de que no hay ambigüedad ni malentendidos.

Porqué no Debes Entregar Todo lo que el Cliente Pide sin Pensar

Bien, ahora que sabes que debes escuchar al cliente y confirmar lo que has entendido, puedes seguir adelante y hacer todo lo que te pidieron, ¿no?
¡Incorrecto!
Ahora es el momento en que finalmente puedes usar toda la experiencia que tienes y preguntarte: ¿Es lo que el cliente te pidió que resolvieras? ¿Es lo que te preguntaron realmente lo que necesitan?
Te sorprendería ver cuántas veces la respuesta es “no”.
Antes de solo entregar lo que el cliente solicitó, necesitamos analizar el problema y, si no estás de acuerdo con lo que el empleador propuso, entonces es tu trabajo y responsabilidad profesional dejar esto en claro. Por supuesto, deberías explicar por qué crees que su propuesta no es buena y cuál será tu enfoque alternativo para abordar estas deficiencias. Una vez más, la comunicación es la clave.
Si tú y el cliente son razonables, entonces procede con tu solución o ten una sesión de lluvia de ideas para encontrar una mejor (en caso de que tu idea no sea aceptable para el cliente por algún motivo).

Prototipo — No Escribas una Gran Cantidad de Documentación

Ya dije que tú y tu cliente generalmente no tienen la misma perspectiva, ¿verdad? Por lo tanto, así como afecta tu comprensión de su documentación, afectará su comprensión de lo que tú entregarás por escrito. Es una cuestión de contexto.
Por lo tanto, estoy de acuerdo en que de alguna manera (en un nivel superior o inferior), tenemos que documentar lo que estamos a punto de desarrollar. Pero entregar varias páginas de texto sin elementos visuales no te servirá de mucho. El cliente se aburrirá de leerlo, dejará de prestarle atención y probablemente no podrá entender lo que quiere decir con esas complejas reglas comerciales, o interpretarán algo completamente diferente de lo que había imaginado.
Ten en cuenta que estos malentendidos pueden ser aún peores si el cliente no tiene formación técnica.
Ilustración de comunicación con el cliente: importancia de documentar la comunicación con los clientes
Todos estos factores pueden dar como resultado el mismo resultado problemático: los clientes se quejarán cuando entregue el producto porque es probable que no sea lo que tenían en mente.
Esto es lo que sugiero: Siempre prototipo, incluso si es solo un boceto para dibujar cuál es tu plan. Y cualquiera que sea la definición que tenga que hacer, comienza desde allí. Haz referencias y trate de mantenerlo simple.

Deja de Perder el Tiempo Intentando Convencer al Cliente de que Tienes la Razón

Casi puedo estar seguro de que cada desarrollador ha pasado por la siguiente situación: al comienzo del proyecto, el cliente dice “Necesito que el color de fondo del software sea amarillo. Ya ha sido acordado por la junta”. Luego, cuando se entrega el software, dicen: “Ah, pero el color de fondo no puede ser amarillo. ¡Te dije que tenía que ser verde!”. Ahora, ¿cómo debes lidiar con esto?
De hecho de nada servirá, en cualquier caso, insistir en que tenías razón y estaban equivocados. En todo caso, solo les dará a ti y al cliente un momento difícil.
Siempre es bueno tener un buen registro de comunicación con el cliente, solo para asegurarse de estar en la misma página y dejar un rastro escrito. La mayoría de las veces, si es algo simple, puede enviar un correo electrónico al cliente diciendo: “Como acordamos en esa reunión, el fondo del sistema será amarillo”. Y si, en el futuro, el cliente cambia su tenga en cuenta que puede argumentar que lo hizo por esa reunión mencionada en el correo electrónico, pero si realmente necesita hacerse esa modificación, puedes ejecutarla, por un extra de x horas (y en ocasiones, x dólares extra).
Pero si no hay nada que demuestre que tú tenías razón, entonces probablemente tengas que tomar una decisión (además de aprender una lección): ¿El cambio es tan grande que requerirá un cambio en la arquitectura actual o afectará otras características? De lo contrario, probablemente sea mejor seguir adelante, hacerlo y tener al cliente a tu lado (pero con los ojos bien abiertos para que no vuelva a suceder). Si lo hace, una conversación con el cliente será la mejor solución; no uno que se centre en “cómo estaba en lo cierto”, sino en “cómo podemos solucionar el problema actual”.
En cualquier caso, la mejor manera de evitar tener que hacer grandes modificaciones es entregar nuevas breves características en cortos períodos de tiempo. Por lo tanto, si algo tiene que cambiarse, probablemente no será una transformación importante de lo que ya existe.
Like what you're reading?
Get the latest updates first.
No spam. Just great engineering posts.

Aprender a Cuándo Comprometerte con los Plazos de Entrega

Por último, pero no menos importante, uno de los mayores errores que puedes cometer es darle a tu cliente una fecha límite para que termine el proyecto. ¡Y te suplicarán que cometas ese error!
Por supuesto, como cliente, quieres saber cuándo podrás usar todas esas características interesantes que has estado discutiendo en las últimas semanas (¿meses?). Pero dado que un proyecto no es un producto definido, pueden pasar muchas cosas desde que comienza el desarrollo hasta que el software está listo para usar.
En primer lugar, no se puede predecir lo impredecible. Es muy probable que tengas que lidiar con algo que no estabas esperando. Podría ser una licencia que el cliente prometió que no se compró a tiempo, o algún otro software interno que necesites usar, pero que no fue lanzado cuando debería haber sido, o el entorno fue diferente al acordado al principio, o el cliente cambió de opinión sobre unas (pocas) características y tuvo que volver a hacer algunas cosas.
Nada de eso es realmente culpa de un desarrollador y puede afectar profundamente el plazo del proyecto. Pero si tú, dispuesto a complacer al cliente, le prometiste que entregarías todo para una fecha determinada y terminarías no pudiendo por la razón que sea, una cosa que puedo garantizar es que el cliente estará al menos un poco frustrado. Si eres un profesional independiente, debes administrar su tiempo de manera eficiente, como lo explica el artículo del Blog de Desarrollo de Toptal. No olvides que la gestión de relaciones con el cliente también es tu trabajo.
Por lo tanto, hazte a tí y a quien depende del proyecto un favor, y al menos bríndales una estimación de cuánto tiempo llevará desarrollarlo todo, pero siempre deja en claro que sólo es una estimación y no una fecha límite.
Además, sugiero fuertemente (especialmente si ya has dado una estimación) que siempre le digas al cliente cuando algo tardará más de lo esperado para que puedan actuar para ayudarte.

El articulo original lo puede ver en el siguiente enlace.

https://www.toptal.com/remote/errores-comunes-en-la-comunicación-con-el-cliente-cómo-no-frustrar-a-tu-cliente/es